Saltar al contenido

Intag

Intag, ubicada al occidente de la provincia de Imbabura, en el valle que conforman las cuencas del Río Intag y parte del Río Guayllabamba.

Territorio que comprende 7 parroquias rurales  de los cantones Cotacachi y Otavalo en la provincia de Imbabura, al norte del Ecuador.

Río Intag

Su nombre y delimitación no corresponde a la designación político administrativa del pais, más se debe a la auto definición del territorio que los habitantes han establecido por sus relaciones económicas y naturales desde hace más de 100 años.

Esta extensa zona, está flanqueada por las cordilleras de los Andes  y el Toisán. Ésta última es el límite natural de la Reserva Ecológica Cotacachi Cayapas con más de 200.000 hectáreas de selvas vírgenes, páramos, lagunas y el cerro Cotacachi de 4.944 metros de altura.

La zona de Intag está en la confluencia de dos eco regiones de alta biodiversidad, el Chocó y los Andes tropicales, caracterizadas entre las más importantes áreas calientes o hot spots del planeta por su elevado endemismo y biodiversidad. También es un área de importancia mundial para las aves.

Aquí existen más de 60.000 has. remanentes de bosques primarios, que alimentan 25 micro cuencas de importancia estratégica para el abastecimiento de agua para uso humano y agropecuario.

Intag es una zona de colonización que data de principios del siglo XX. Tiene una población aproximada de 17.000 habitantes de los pueblos mestizos, negros e indígenas. La principal actividad económica es la agricultura y la ganadería, seguido por la elaboración de artesanías, turismo y madera.

En esta área se detectaron depósitos minerales que han sido objeto de disputas sociales en la última década. Los posibles impactos ambientales, sociales y económicos de la minería metálica de cielo abierto que produciría esta actividad, según estudios de impacto ambiental realizados por la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional – JICA en 1996, alertó a los pobladores y creó las condiciones para un proceso social económico y político que por la fuerza de las circunstancias ha tomado relevancia en la práctica efectiva de la democracia participativa y modelado una propuesta de desarrollo de abajo hacia arriba, a favor y no en contra de la naturaleza.

La vehemencia con la cual la población de la región defiende su territorio debe ser vista por el Estado como terreno propicio para el surgimiento de un polo de desarrollo basado en recursos renovables y con una verdadera visión de largo plazo. Y aunque el Estado no se pone las pilas, la gente organizada de Intag tiene claramente definida una visión y estrategia de largo aliento. Invitamos a todos y todas a ser parte de esta experiencia.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: